La deuda acumulada de Reino Unido alcanzó el 98,5% del PIB

La deuda acumulada de Reino Unido alcanzó el 98,5% del PIB

El gobierno del país enfatizó la importancia de mantener una gestión fiscal responsable para combatir la inflación, estimular el crecimiento económico y reducir la carga de deuda nacional.

Según datos oficiales publicados este martes, la deuda neta acumulada del Reino Unido alcanzó los 2,58 billones de libras (equivalentes a 3,02 billones de euros) a finales de junio, representando el 98,5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, lo que indica un aumento del 1,9% en comparación con el mismo período del año anterior.

El gobierno del país enfatizó la importancia de mantener una gestión financiera responsable como una prioridad esencial para combatir la inflación, estimular el crecimiento económico y disminuir el nivel de endeudamiento nacional.

En el mes de julio, el nivel de endeudamiento ascendió a 4.300 millones de libras esterlinas (equivalentes a 5.031 millones de euros), lo que representa un aumento de 3.400 millones de libras (3.978 millones de euros) con respecto al mismo período del año anterior, según informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

A pesar de que los expertos habían previsto que el endeudamiento en julio alcanzaría los 4.900 millones de libras (5.733 millones de euros), el Ministro británico de Economía, Jeremy Hunt, subrayó la importancia de mantener una gestión financiera responsable en sus declaraciones a los medios.

Hunt enfatizó que es «crucial» seguir actuando con responsabilidad en las finanzas públicas para combatir la inflación, estimular el crecimiento económico y reducir el nivel de endeudamiento nacional.

Los datos de hoy fueron difundidos poco después de que la ONS anunciara que la tasa de inflación, medida por el Índice de Precios al Consumo (IPC), se situó en un 6,8% en los 12 meses que culminaron en julio, en comparación con el 7,9% registrado en junio.

Como medida para contrarrestar la inflación, el Banco de Inglaterra recientemente incrementó las tasas de interés del 5% al 5,25%, marcando así el nivel más alto en los últimos 15 años.